La retórica de la confrontación

Si el objetivo del discurso de toma de posesión del presidente López Obrador era exhibir como inepto, humillar nacional e internacionalmente y destruir al expresidente Enrique Peña Nieto, hay que reconocer que se trató de un discurso muy bien logrado. Felicidades. Pero si se trataba de delinear los retos y metas de un país rico y pobre, desigual e injusto, potente y prometedor que se adentra en la tercera década del siglo XXI y de compartir con los mexicanos cómo habrá que sortear los peligros de un mundo convulso, el Presidente nos quedó a deber. Reprobado
— Leer en m.excelsior.com.mx/opinion/cecilia-soto/la-retorica-de-la-confrontacion/1282246

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: