Maracaná: vocación para el abucheo

La apuesta para la ceremonia de apertura de #Rio2016 este viernes 6 de agosto, no debe ser sobre si habrá o no abucheos sino sobre cuánto durarán los gritos de rechazo. El periódico Folha de Sao Paulo reporta que desde el ensayo de la ceremonia, al que se convocó a voluntarios, ya surgió tremendo abucheo cuando se mencionó el nombre del presidente en funciones, Michel Temer.

El estadio del Maracaná tiene una larga historia de abucheos, tanto así que Nelson Rodrigues (1912-1980), uno de los mayores dramaturgos cariocas (y uno de mis favoritos) escribió así: “El Maracaná nació con vocación para abuchear. El Maracaná abuchea hasta el minuto de silencio”. Rodrigues se refería al abucheo fenomenal proferido en 1967 cuando se pidió un minuto de silencio para el ex presidente (1964-1966) y general golpista Humberto Castello Branco que había muerto el día anterior. Nelson Rodrigues también escribió: “Sin maldad, sin premeditación, el abucheo revienta sin querer gracias a uno de esos automatismos inapelables”.

Pero el mayor abucheo de la historia del Maracaná, siempre según Folha, sucedió el 13 de mayo de 1959 cuando al anunciar la alineación contra la selección de Inglaterra, en vez de mencionar al héroe de la afición, Garrincha, los aficionados oyeron esto: “Número 7, Julinho”. El abucheo estremecedor duró ¡3 minutos!. El genial jugador del Botafogo se había ido de farra la noche anterior, no se presentó a la concentración y el entrenador, Vicente Feola, disgustado, no lo incluyó en el cuadro. La primera vez que Julinho tocó la bola en el partido volvió el abucheo de los 120 mil aficionados pero…pues nada, el despreciado Julinho Botelho (1929-2013, del Palmeiras) metió dos golazos y el juego quedó 2-0 a favor de la patria de Garrincha.

Más recientemente, el ex presidente Lula fue abucheado en la inauguración de los Juegos Panamericanos en 2007, cosa que él atribuye al ex alcalde carioca, César Maia, adversario de siempre. Y luego, en 2014, al entregar la Copa Jules Rimet al equipo alemán, la entonces presidenta Dilma Rousseff fue tremendamente abucheada.

Así que el presidente en funciones, Michel Temer, dice estar muy preparado para el abucheo de la ceremonia de inauguración. ¿Cuánto durará?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: